Archivo del sitio

Zaragoza-2 Getafe-1 Victoria con pelotas

Leo Ponzio celebra su gol. Foto: Periódico de Aragón

Nunca se vieron más “pelotas” en La Romareda que anoche, hasta 6 baloncicos se escurrieron de las manos de los recogepelotas y del banquillo en los últimos minutos del partido. Sobre el polémico asunto ya se encargó Aguirre de pedir disculpas al Getafe y a todo el mundo y de indicar que tomará cartas en el asunto.

Pues bien, “punto pelota final” al tema, que esas triquiñuelas y otras similares, que no compartimos, también se hacen en otros campos y nadie lo denuncia salvo cuando son equipos capitalinos y grandes los afectados, como tampoco nadie denuncia los apaños de resultados entre equipos afines a final de temporada,  ni las ofensas homófobas, xenófobas o alusivas a la vida o a instituciones que se escuchan en la mayoría de campos, así que el mensaje consentido es que todo vale para conseguir el fin. 

Lo fundamental anoche era ganar y se consiguió merecidamente, con brillantez en el primer tiempo y con mucho sufrimiento en el segundo. El Real Zaragoza salió muy presionante y vertical y se adelantó pronto en el marcador merced a un zapatazo de Leo Ponzio desde 40 m. que se tragó su compatriota Ustari, primer gol del bravo argentino esta temporada en un momento crucial.

Posteriormente, con el Getafe superado una y otra vez, en una contra veloz de los maños bien conducida en el área por Uche sirvió en bandeja el tanto a Nico Bertolo, que rompía así el maleficio cara al gol que arrastraba los últimos tiempos, dos a cero, la cosa pintaba bien.

Seguía el partido por esos derroteros en busca del descanso para degustar el bocata cuando en la última jugada de la primera parte fuera de tiempo el Getafe marcó por medio de Casquero en una jugada embarullada protestada por Doblas con posible falta, lo que llevaba la incertidumbre y cambiaba significativamente las sensaciones de cara a la segunda mitad.

En la reanudación no le quedaba otra al Getafe que irse arriba, los locales le cedieron el balón reculando en exceso esperando alguna contra veloz de Bertolo o Uche, se pasó algún apurillo por los balones parados y remates lejanos pero el Getafe pese a sacar todo su arsenal de delanteros no inquietó en demasía a Toni, con una defensa contundente y firme, especialmente el italiano Lanzaro y con la angustia del marcador ajustado fue trannscurriendo el tiempo, pelotillas invasoras incluidas, hasta el término del partido celebrado con gozo por el graderío y el equipo ante la desesperación de los getafenses.

Como viene siendo frecuente el árbitro de turno se encargó de montarla, no quizo saber nada de posibles penaltys ni de faltas en las inmediaciones de las áreas, sobretodo de la madrileña, invalidó un tanto del Zaragoza porque el cuerpo que no la cabeza del jugador asistente estaba fuera del campo, señaló algún fuera de juego que no era y no tuvo criterio alguno en las amonestaciones, consiguiendo el infame mérito de desagradar a ambos equipos y desquiciar al público. Ésto, como lo de las peloticas, también es sancionable. 

 Ángel Lafita disputa un balón aéreo. Foto: Periódico de Aragón

Mención especial merece la reaparición de nuestro apreciado Ángel Lafita que salió en los últimos minutos en medio de una gran ovación de la grada, cuando más arreciaba el ataque deseperado de los azulones, le dió tiempo a presionar y a hilvanar una buena jugada de contraataque que pudo sentenciar el partido pero que Uche lanzó fuera. Gran noticia para el Zaragoza que el Lince esté recuperado.

Con la victoria de ayer, octava maña de la temporada, el Real Zaragoza suma 33 puntos, tres por encima de Málaga y Hércules y siete por delante del Almería (próximo rival en La Romareda tras la visita al Villarreal el próximo lunes); se aproxima a Getafe, Real Sociedad y Osasuna pero faltan al menos 9 puntos más en las siete jornadas restantes para alcanzar el objetivo de la salvación por lo que no conviene relajarse.

En cuanto a nuestro concurso para peñistas, fueron cuatro los que atinaron el resultado 2-1, por lo que hay que tirar de desempates, nadie acertó que Ponzio fuese el primer goleador y tres de ellos sí vaticinaron que el primer gol del partido sería en la primera parte. Las siguientes cuestiones de desempate alusivas a los jugadores del actual Zaragoza que militaron en el Getafe (Uche, Paredes,Braulio y Gabi) y el doble goleador blanquillo en el debut del Getafe en primera en La Romareda (Álvaro Maior) sólo fueron acertadas por Ana I. A. por lo que es la ganadora de la camiseta de Ángel Lafita. Enhorabuena.

17 de Marzo, VI Aniversario del Galacticazo

17 de Abril de 2004, miércoles, Finalísima de Copa 2.004 en Montjuic, el Real Zaragoza se enfrenta al Real Madrid Galáctico y casi invencible de los Zidane, Beckham, Figo, Roberto Carlos, Raúl y compañía.

Es tan clara la superioridad que Casillas es reservado por Queiroz, Ronaldo tampoco juega, no hace falta, el Zaragoza es un recién ascendido y sobra equipo para derrotarlo y ganar una  copa que se resiste a los merengues desde el 93 cuando Urío Velazquez brindó el título a los blancos en bandeja de plata.

El Zaragoza, con la participación en Uefa asegurada aún perdiendo, es el convidado de piedra, la práctica totalidad de la prensa y aficionados nacionales están convencidos de la consecución merengona del título.

Con uniforme avispa de respeto forman por el Zaragoza: César Laínez, Luis Carlos Cuartero, Delio Toledo, Álvaro Maior, Gaby Milito, José Mª Movilla, Leo Ponzio, Rubén Gracia “Cani”, Dani García Lara, Savio Bortolini y David “Guaje” Villa. Son los elegidos por el técnico aragonés Víctor Muñoz para afrontar el encuentro.

Las gradas están repartidas en similares proporciones, se guarda un respetuoso minuto de silencio por las víctimas del reciente salvaje atentado islamista del 11-M que conmocionó Madrid y España entera.

Comienza el partido, leones contra la galaxia. Pronto Beckham de golpe franco anota con maestría el primer gol blanco ante el alborozo de los merengues. Se cumple el guión previsto, coser y cantar pensaban los blancos.

Pero “Zaragoza nunca se rinde” y llegados a la final vamos a disputarla, el partido se equilibra, gran jugada por la banda de Savio y su centro pasado lo controla Dani y fusila a César, el color blanquiazul es ahora el que ruge.

A poco para el descanso otra buena jugada maña y cuando Villa se dispone a rematar en el área pequeña es derribado por Guti, penalty y expulsión clarísima, pero no estaba “Rafa no me jodas” y se salda el lance con pena máxima que el Guaje Villa, infalible aloja en las mallas madridistas. 1-2, sorpresa total para un desconcertado Real Madrid.

Tras el descanso el Real  empata pronto gracias a la potencia de Roberto Carlos en otra falta que no logra alcanzar Laínez. Vuelta a empezar, para colmo Cani es expulsado y el Zaragoza se queda en inferioridad.

Todo apunta a que el gol merengue llegará en cualquier momento pero el Real Zaragoza está cuajando un partido fenomenal, con El Mariscal portentoso atrás, Movilla dirigiendo con maestría en el mediocampo y Villa espléndido arriba, como los más destacados dentro del gran tono del equipo. Se llega a la prórroga, lo que ya es una proeza.

David Generelo, el “pichón” Juanele y “Huesito” Galletti refrescan el equipo, hay que resistir, el Real Madrid se impacienta y Guti se autoexpulsa igualando los efectivos. Ambos equipos buscan su oportunidad como dos púgiles agotados buscando el punch del KO y llega en el minuto 112 cuando Luciano Martín “Huesito” Galletti conecta un derechazo desde fuera del área que cobra un efecto parabólico imposible para César Sánchez  y se aloja en la red con el consiguiente estallido de emoción de medio estadio, otro gol inolvidable para el zaragocismo.

De ahí al final el Zaragoza aguanta los últimos intentos y malos modos postreros blancos y se llega al final con el júbilo zaragocista ante la frustración de la afición madridista y la perplejidad de sus estrellas.

David Villa celebra el título de Copa, su primer título

La Sexta Copa del Rey para las vitrinas zaragocistas es aupada por el canterano Luis Carlos Cuartero, vuelta triunfal, “Copica pá la Pilarica”, “we are the champions”, fiesta en Montjuic y en Zaragoza. Allí estuvimos, en otra noche para la historia del Real Zaragoza.

Video con los goles de la final. Youtube