R.Zaragoza-0 Girona-3: Harakiri, los porteros marcaron diferencias

Desolados. Foto: periódico de Aragón

Desolados. Foto: periódico de Aragón

El primer duelo de la primera eliminatoria por el ascenso resultó salvo milagro definitivo al caer derrotado el Real Zaragoza por 0-3 frente a Girona, en un cúmulo de desgraciadas circunstancias que castigaron cruelmente al equipo y a la afición zaragocistas.

Con un ambiente propicio con el graderío enganchado desde el comienzo sabedor de la importancia de aprovechar la oportunidad los zaragocistas salieron fuertes acechando el área gerundense y rozando el gol en varias ocasiones, en un período intenso de juego sólo atajadas por las intervenciones sensacionales del meta Becerra y la pésima actuación arbitral con un rasero distinto y contemplativo con la dureza gerundense.

Un gol maño hubiera inclinado la balanza en pos del objetivo con el viento a favor y parecía que podía llegar en cualquier momento, en esas directrices estaba el partido cuando en el minuto 23 un balón sin peligro no fue despejado por Whalley que con su fallo garrafal impropio de un profesional y más en un partido de tanta trascendencia, propició el gol más placentero de la carrera de Mata, para sorpresa del propio delantero, dilapidando de un plumazo las ya de por sí bajas posibilidades de vencer la eliminatoria.

Siguió el Real Zaragoza intentándolo con corazón chocando con más paradas de Becerra, pero de nuevo la suerte se burló de los maños al encajar un segundo gol obra de Lejeune al borde del descanso al cabecear a placer un saque de un córner ante la grave pasividad del meta y defensas zaragocistas, 0-2 al descanso con un remate a puerta, inaudito.

En la segunda parte los ánimos y las fuerzas locales estaban ya muy tocadas y no hubo reacción posible, siendo entonces más las ocasiones visitantes quienes en una contra apuntillaron con un nuevo gol de Mata.

La grada, consciente de las limitaciones y de la crueldad del resultado, siguió apoyando más por sentimiento que por convicción, llegando incluso a corear el himno a poco del final.

Cabe reflexionar si era adecuado que la inoportuna ausencia de Bono debá ser cubierta en un partido tan decisivo por Whalley que fue relegado hace meses con claros síntomas de estress, marcando para mucho tiempo al jugador y enseñando la puerta de salida a Pablo Alcolea;  y también es conveniente tomar nota de que un buen portero, como ha demostrado Becerra toda la temporada, gana muchos puntos y aúpa al equipo a puestos de arriba, circunstancia que para el Zaragoza ha sido una losa esta temporada con un número vergonzoso de goles encajados que parece mentira aún así haya posibilitado tener opción de play-off.

El domingo vuelta en Girona simplemente para cerrar el trámite y la temporada por mucho que Popovic intente atisbar y convencer de una mínima opción.

Anuncios

Publicado el 12 junio 2015 en Crónicas, Noticias, Real Zaragoza y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: