Betis-4 R.Zaragoza-0: Vapuleados, otra vez

betis

Vallejo. Foto: Correo Andalucía

La visita del Real Zaragoza al feudo del líder Betis se saldó con una nueva dolorosa goleada, la cuarta del ejercicio, a sumar a las padecidas ante el actual colista Barça B (4-1), Las Palmas (5-3) y Alavés (4-0) y que saca al equipo de puesto de play-off, distancia del precedente Ponferradina 3 puntos y agrava el maltrecho golaverage general con menos 4 tantos.

Las últimas visitas al Villamarín ya se saldaron con cuatro goles encajados (4-0 el año del descenso cuando era imperiosa la victoria en el tramo final de la competición) y 4-3 el año anterior en el partido del “chispazo” efervescente del “galgo” Juan Carlos que anotó dos infructuosos goles.

La tendencia de caída en barrena del equipo se confirmó ayer, aunque también hubo decisiones arbitrales perjudiciales (un penalty en cada área y dos goles anulados válidos) el marcador final tan rotundo no deja lugar a la justificación, tras el 2-0 del ya clásico Rubén Castro (ese que no valía para el Zaragoza hace años), el equipo se desmoronó y encajó dos tantos más, impropios de un equipo profesional, completando así dobletes respectivos Rubén Castro y el goleador de la segunda vuelta Jorge Molina.

El planteamiento del cada vez más cuestionado Popovic pasó por introducir a Bono en la portería en detrimento de Alcolea, cambio inefectivo aunque no cabe achacar al marroquí la derrota; desplazar a Jesús Vallejo al lateral donde el capitán sufre; Cabrera en el lateral zurdo hasta la entrada una vez más desafortunada de Rico y con un trivote formado por Basha, Dorca e Insa, reemplazado después por Álamo fuera de forma, con el ataque habitual de Jaime, Pedro y el goleador Borja en punta.

Con esta derrota se encienden las alarmas en el sentido de que si el equipo no reacciona, da la cara y gana los próximos partidos frente a Numancia y Ponferradina y se vuelve a conectar, perderá el tren del objetivo para pasar a una peligrosa indiferencia clasificatoria al final de campeonato sin ningún aliciente deportivo. 

Desolador fue también el resultado del filial Real Zaragoza B en La Romareda el sábado frente a L¨Hospitalet en partido donde era obligatoria la victoria. Diego Suárez erró un penalty, cometido sobre Nacho Lafita, en un momento clave para a continuación encajar un gol de falta lejana en el minuto 77 que le llevo a una derrota cruel que prácticamente certifica, salvo milagro improbable, el descenso a tercera de los de Laínez, una vez más con extraños planteamientos tácticos que rara vez le han funcionado.

Anuncios

Publicado el 20 abril 2015 en Crónicas, Noticias, Real Zaragoza y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: