Lafita el multiusos más querido

Compartimos hoy un artículo extenso sobre Ángel Lafita localizado en falso9blog.com por Ángel Gallardo donde comenta su trayectoria deportiva, sus cualidades humanas, sus antecedentes futbolísticos e incluso citan a nuestra Peña. Gracias a Ángel Gallardo

Ángel Imanol Lafita Castillo, más conocido como Ángel Lafita, nació en Zaragoza el 7 de agosto de 1984. Calificado como un centrocampista ofensivo, Lafita ha visto modificada su posición en incontables ocasiones a lo largo de su trayectoria deportiva, gracias a su gran polivalencia y versatilidad.

El padre de Ángel Lafita jugó en el Zaragoza durante seis temporadas

Hablar de Lafita es hablar de actitud, generosidad, implicación, espíritu competitivo y por encima de todo, de fútbol. Aragonés de nacimiento, el Lince forma parte de una família estrechamente relacionada con el deporte rey, y más en concreto, con el Real Zaragoza.

FAMILIA 100% ZARAGOCISTA

Su padre, Juan Ángel Lafita Garrido (cuatro temporadas desde finales de los años 70 hasta inicios de los 80), así como su sobrino, Javier Villarroya (seis temporadas desde mediados y finales de los años 80), fueron dos futbolistas que militaron en la entidad aragonesa.

Formado en las categorías inferiores del Zaragonza, Lafita estuvo dos temporadas en el filial aragonés antes de dar el salto definitivo al primer equipo. Fue Víctor Muñoz quien apostó por aquél joven espigado de 1.87 metros para afrontar su tercera campaña al frente del banquillo aragonés. Lafita llegaba a un equipo sumamente competitivo que había logrado dos títulos en sus dos últimas temporadas (la Copa del Rey ganada al Real Madrid por 2-3 en Montjuïc y la Supercopa de España frente al Valencia campeón de Liga el curso anterior).

A pesar de contar con una competencia muy alta –Cani, Zapater, Movilla y Generelo, entre otros-, Lafita fue capaz de ganarse poco a poco la confianza de Víctor Muñoz, llegando a disputar un total de 13 encuentros a lo largo del curso.

BAILE DE ENTRENADORES I TRASPASO AL DEPORTIVO

En la siguiente temporada, la 2006-07, Víctor Fernández se hizo cargo del banquillo del Zaragoza. El cambio de entrenador supuso la consagración de Lafita en el primer equipo, puesto que llegó a ser uno de los hombres más importantes de aquél Zaragoza que logró la sexta plaza en la Liga y la consiguiente clasificación para la Copa de la UEFA. La llegada de refuerzos de lujo como los de Aimar y D’Alessandro no supuso un problema para Lafita, que llegó a disputar un total de 28 partidos con el cuadro aragonés.

Lafita consiguió sus mejores registros goleadores con el Deportivo

A pesar de ello, la grave crisis económica del Zaragoza obligó al club a traspasarlo al Deportivo de la Coruña la temporada 2007-08. Eso si, con una opción de recompra durante las tres siguientes temporadas. En su primer año en Riazor, Lafita tuvo un protagonismo destacable a pesar de no ser un fijo en los esquemas de Miguel Ángel Lotina, quien contaba en esa demarcación con hombres de la talla de Sergio González, Juan Rodríguez, Verdú y Valerón.

En esta campaña llegó a marcar tres goles en la que hasta entonces había sido su mejor temporada a nivel goleador. No obstante, volvió a pulverizar sus propios registros en la 2008-09, en la que fue la mejor temporada de su carrera, disputando 43 encuentros y logrando 9 goles, su tope máximo en una campaña. Al lado de Verdú y Sergio González, Lafita logró unas cifras que lo conviertieron en el máximo goleador del equipo en esa campaña, dejando al Depor a las puertas de Europa.

Sus buenas actuaciones al frente del equipo gallego no pasaron desaparecibidas en Zaragoza, equipo que lo repescó después de un largo litigio con el Depor. La situación creada por el contrato de Lafita provocó que el futbolista llegara a disputar un partido con el Depor antes de abandonar la disciplina del conjunto presidido por Lendoiro en el inicio del curso 2009-10.

De esta manera, Lafita volvía a la que era su casa dos años después. En ese corto espacio de tiempo sin Lafita, el Zaragoza había descendido a Segunda y ascendido a Primera la temporada siguiente. La marcha de futbolistas importantes, así como la poca paciencia de la junta –el equipo tuvo hasta cuatro entrenadores el año del descenso- provocó la destitución de Marcelino García –héroe del ascenso- tras las primeras 14 jornadas en las que el equipo era tercero por la cola y a tan solo un punto de la salvación.

EL RETORNO MÁS ESPERADO 

La salida de Marcelino provocó la llegada de José Aurelio, un entrenador experto en categorías inferiores pero sin experiencia en la máxima élite del fútbol español. La jugada no le salió del todo mal al presidente Agapito Iglesias, quien volvió a apostar por José Aurelio tras lograr la salvación. Pero poco duró la alegría en La Romareda, puesto que tras disputarse 11 jornadas, el Zaragoza era el farolillo rojo, habiendo logrado tan solo una victoria. Su puesto lo ocupó Javier Aguirre, quien pudo revertir la situación, dejando al equipo dos puntos por encima del descenso. Mientras tanto, Lafita seguía a lo suyo: se ganó la confianza de ambos técnicos y fue un imprescindible en el once tanto de José Aurelio como de Aguirre.

Lafita, celebrando la salvación del Zaragoza en el Coliseum

La temporada 2011-12 suposo la última de Lafita con la camiseta del Zaragoza. Como siempre, el baile de entrenadores no se hizo esperar y Aguirre fue despedido tras dejar al Zaragoza de nuevo en el pozo de la clasificación y a cinco puntos de la salvación. Manolo Jiménez cogió el relevo dejado por el vasco y se volvió a repetir la historia: el Zaragoza lograba la salvación de milagro, quedando dos puntos por encima de la zona de descenso.

ÚNICO CANTERANO EN LA PRIMERA PLANTILLA

Durante esta etapa, y tras la marcha de Ander Herrera al Athletic –como siempre, se esgrimieron motivos económicos para su venta-, Lafita vivió una situación insólita en un club como el Zaragoza. El Lince se quedaba como el único futbolista aragonés formado en las categorías inferiores del club. Es decir, en la primera plantilla sólo hubo 1 jugador aragonés de un total de 23. Así pues, el destino quiso que el Zaragoza lograra salvar la categoría precisamente en el Coliseum Alfonso Pérez del Getafe, club por el que firmó un acuerdo para las siguientes cuatro temporadas tras llegar libre del Zaragoza. Antes de su llegada al club del sur de Madrid, Lafita había sonado para diversos clubes, como es el caso del Atlético de Madrid, pero la presencia del Cholo Simeone le privó de jugar de rojiblanco.

LUIS GARCÍA SE LO LLEVA A GETAFE

Consciente de la versatilidad que caracteriza a Lafita, el técnico Luis García Plaza lo ha hecho jugar en múltiples demarcaciones a lo largo de su año y medio en el Getafe. Por ese motivo, a Lafita lo hemos podido ver actuar de medio ofensivo por el centro del ataque, en cualquieras de las dos bandas o bien de mediapunta. Incluso en alguna ocasión lo llegaron a usar de delantero centro, posición en la que Lafita no desentonó con Víctor Muñoz en el banquillo del Zaragoza. A pesar de ello, el propio jugador reconoció en su momento que como máximo referente en ataque se vio un poco perdido al no estar acostumbrado a esa situación. La zona donde Lafita se ha mostrado más determinante a lo largo de su carrera ha sido llegando desde la segunda línea, ya sea desde la banda izquierda o desde la derecha.

Lafita llegó libre al Getafe y firmó por cuatro temporadas

En definitiva, un futbolista multiusos, de esos que los técnicos agradecen tener en su plantilla. Más allá de su polivalencia, Lafita también es un jugador muy comprometido con todo tipo de causas solidarias.    
Quizá por ello, además de su gran clase técnica y el compromiso que muestra allí donde va, tiene una Peña Zaragocista que lleva su nombre desde 2005, año de su ascenso al primer equipo. Buena muestra del cariño que siempre ha recibido de parte de la afición de la Romareda lo pudimos ver en el homenaje a Fernando Cáceres, celebrado el pasado mes de noviembre.
En ese amistoso, Lafita se volvió a vestir con la camiseta del Zaragoza en medio de múltiples ovaciones hacia uno de los futbolistas más polivalentes de la Liga BBVA de la última decada. A pesar que tiene contrato en vigor con el Getafe durante dos temporadas más, Lafita no esconde que le gustaría retirarse como jugador profesional en el club que le vio crecer. En Zaragoza ansían su regreso más que nunca…

Anuncios

Publicado el 31 enero 2014 en Ángel Lafita, Noticias, Peña Lafita, Real Zaragoza y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. defensordelaverdad

    Reblogueó esto en Fabián.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: