Bochorno

imagesCA1IDVZL Ni en las peores pesadillas podríamos suponer que nos haría padecer tanto nuestro Real Zaragoza en esta desenfrenada caída sin fondo con pérdida de valores e identidad; el sábado enésima derrota humillante, esta vez en Jaen, inapelable 3-0  ante otro recién ascendido de 2ª B como era el Eibar dos semanas atrás; sumando tres derrotas consecutivas y cinco jornadas sin ganar en una 2ª división paupérrima este año que comandan dos equipos irregulares como Recreativo y Deportivo.

A sólo un punto del descenso se sitúan los maños amenazados de nuevo por las cuchillas de la trituradora del “mandatario” que deshoja sobre si debe o no darse la boleta a Paco Herrera, profesional desbordado quién reconoce no haber vivido una situación así en toda su carrera pero que confía en salir adelante cuando recupere lesionados, entre ellos alguno tan inédito como Luis García y con jugadores ya marcados por Pitarch para ser sacrificados en diciembre como Paredes, Movilla o Porcar entre otros para dar entrada a nuevos “redentores” en un intento desesperado de remontada milagrosa un año más para alcanzar al menos el 6º puesto y jugarse el ascenso a cara o cruz en junio, aunque a día de hoy el objetivo sea huir del furgón de cola.

El dolor zaragocista es aún más intenso si cabe después de rememorar  en el Homenaje a Cáceres la quinta de la Recopa o de ver en el “equipo de amigos” a auténticos zaragocistas que han ido saliendo como Fernando Soriano, David Generelo, Cani, Ander Herrera, Juanjo Camacho o Ángel Lafita y otros afines como Corona o  incluso Sergio García que pese a su turbulenta marcha ofreció grandes tardes de fútbol a La Romareda.

Vuelve a plantearse el debate previo a la discordia de que el zaragocismo debe reaccionar y presionar socialmente para evitar el desastre que se atisba en forma de desaparición o ruina, pero ya se ha visto en anteriores ocasiones que las quejas apenas afectan al acorazado responsable y que instituciones políticas y financieras cómplices miran disimuladamente para el lado contrario dejando languidecer al club por lo que el llamamiento a filas a peñistas, abonados y seguidores no dejará de ser, mal que nos pese, un nuevo brindis al sol generador de división entre los zaragocistas sobre las formas y contundencia de manifestar esa indignación, considerando además que la gente padece actualmente problemas de mayor envergadura y más acuciantes en su día a día a los que dedicar sus preocupaciones y esfuerzos que el fútbol, como el empleo, la educación, la sanidad, etc.

Sergio Castells-Peña Zaragocista Ángel Lafita

Anuncios

Publicado el 17 noviembre 2013 en Crónicas, Real Zaragoza y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: