Deportivo-3 R.Zaragoza-2: Vaya panorama

look 23058

Si vital era vencer en Riazor imprescindible era al menos no perder para no insuflar aire a un equipo que viene del abismo y que esboza posibilidades de salvación, colocándose tras la victoria de ayer a sólo un punto del Real Zaragoza y sólo gracias a las derrotas de Mallorca y Celta no se ha caído aún a puestos de descenso.

Todo el optimismo generado en los zaragocistas por el empate y mejor imagen ante los merengues y las declaraciones de intenciones a lo largo de la semana se tornaron en malos augurios cuando el viernes se supo que Apoño  volvía a ser baja y otros peloteros como Rochina o Babovic se quedaban en casa por decisión técnica apostando una vez más por el músculo pesado de Romaric y jugadores como Loovens que restan en vez de sumar.

La afición despidió al equipo el viernes con cariño y ánimos tratando de dotarles de un plus de motivación y como nota condenable varios zaragocistas desplazados a La Coruña fueron objeto de viles agresiones por radicales deportivistas de las que, además de los energúmenos, son responsables los respectivos mandatarios de ambos equipos por sus pésimas gestiones y enconados y disparatados affaires como el que protagonizó como víctima Ángel Lafita.

Ya en el partido en un ambiente lógicamente  volcado con los locales a los que se les puso de cara el partido con gol de Bruno Gama, uno de la factoría Mendes que estuvo a punto de fichar por el Zaragoza tiempo atrás, reaccionó el Zaragoza aprovechando un regalo en forma de penalty por absurda mano que convirtió Postiga y con un robo de balón que generó una contra perfectamente culminada por Paco Montañés.

Lo más difícil que era ponerse por delante en esas circunstancias estaba conseguido, sin embargo un enésimo error en defensa propició que el veterano Marchena igualara el encuentro antes del descanso retomando el pulso al partido.

En la segunda parte se esperaba cualquier cosa entre dos equipos que demostraban porque están abajo con una alarmante fragilidad defensiva y la balanza cayó del lado gallego merced a un corner en el que otro viejo conocido Abel Aguilar cargó a Roberto que debió ser más contundente pero para colmo de infortunio el rebote en el pecho de Abraham se introdujo en la red zaragocista para júbilo local.

El Zaragoza lo intentó con lo poco que le quedaba dando entrada a Víctor y a Bienvenu pero sin generar ocasiones claras hasta que en el minuto 81 Abraham fue expulsado por doble amarilla y el Deportivo durmió el partido moviendo el balón haciendo inútiles los esfuerzos maños.

Lo que podía haber sido caso de vencer una jornada perfecta con las derrotas por goleada de Granada y Mallorca y en casa del Celta se torna en suplicio en espera de recibir al Barcelona el domingo en partido a priori imposible para afrontar un final de temporada de nuevo de infarto y con una racha penosa de no victorias que urge romper.

R. Zaragoza: Roberto; Sapunaru, Álvaro, Loovens, Abraham; Movilla, Romaric (Bienvenu, min.77); Edu Oriol (Víctor, min.60), Rodri (Carmona, min.85), Montañés; y Hélder Postiga. Goles: 1-0, min.11: Bruno Gama. 1-1, min.16: Postiga, de penalti. 1-2, min.35: Montañés. 2-2, min.40: Marchena. 3-2, min.55: Abraham, en propia meta.

Anuncios

Publicado el 7 abril 2013 en Crónicas, Peña Lafita, Real Zaragoza y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: