Manolo Jiménez, la voz del zaragocismo

Manolo Jiménez y Ángel Lafita

Tras su fulgurante y rotunda manifestación de sentir vergüenza tras el partido de Málaga era mucha la expectación creada en torno a la rueda de prensa de ayer del entrenador zaragocista Manolo Jiménez en la que iba a matizar o ampliar sus impresiones sobre la actualidad zaragocista.

Y ciertamente no defraudó el andaluz expresándose con tremenda sinceridad y claridad sobre todos los aspectos de la entidad y erigiéndose en paladín del sentir del zaragocismo al haber calado en los dos meses que lleva en el club la dramática y destructiva situación institucional y deportiva que sufre el Real Zaragoza, explicó entre otras muchas cosas  por qué se mantiene pese a todo de momento al frente del primer equipo.

Manolo Jiménez

He aquí una selección de sus declaraciones :

“Si llego a hacer una rueda de prensa normal después del partido ante el Málaga hubiese explotado y se podía haber incendiado todo. No me arrepiento de lo que hice”.
“En la Rosaleda sentí vergüenza por la imagen que dimos a partir del minuto 63 y la sigo sintiendo. Esa rabia que aún tengo dentro solo se quitará con un cambio de imagen. El Real Zaragoza se puede ir a Segunda, pero con honestidad. La afición lo único que espera de nosotros es que nos dejemos el culo en el campo“.

“Estoy cansado de decirles a mis jugadores que de los barcos que se hunden saltan las ratas, los cobardes o los que no sienten nada por ese barco. El último que debe salir es el capitán y el capitán está aquí dando la cara, porque creo que es lo que toca mientras haya opciones de lavar la imagen del Zaragoza, ya no hablo de salvarse. Hay que darla por cada aficionado y por cada persona que sienta el club”

Repitió que “cada uno recoge en la vida lo que siembra y el Zaragoza lleva mucho tiempo sembrando inseguridad y estando en el filo de la navaja“, “solo llevo dos meses aquí, pero sé que se ha perdido el norte. La estructura de un club no se mide solo por estar el último de Primera División. Es algo más, una continuidad, una filosofía y una meta“.

Jiménez con Lafita en un entrenamiento

Manolo Jiménez recordó que el Real Zaragoza debe estar por encima de “todo y de todos”. “Siento vergüenza de todo, incluido de mí. Me da igual y me importa un comino la gestión que hagan unos u otros. Yo voy a darlo todo por el Real Zaragoza”,  “No me preocupa si me puede afectar o no lo que diga, pero si el Real Zaragoza está donde está no es porque esté fallando desde ayer. Digo lo que siento“.

Manolo Jiménez advirtió ayer que abandonará el Real Zaragoza o que el club debería destituirle si el equipo repite el próximo domingo ante el Villarreal la mala imagen que ofreció en la recta final del partido contra el Málaga. “Si no ganamos ante el Villarreal me sentiré el más desgraciado del mundo. Si perdemos porque somos inferiores daré la cara y si perdemos porque perdemos nosotros lo denunciaré, pero si además me siento impotente por la situación, el club debería echarme o yo me iré. Mi contrato se puede romper, porque gracias a Dios tampoco me hace falta”, “Si no cala mi mensaje en el vestuario o se van ellos o me voy yo. Si cala que me lo demuestren en el campo”.

No me voy a ir en primer lugar por los jugadores y por la afición y después por mi condición. También por la educación personal que me han dado mis padres y por la educación deportiva que me han dado donde me he criado deportivamente” “Solo me iría si la actitud mostrada a partir del minuto 63 en Málaga es la que le ofrecemos a nuestra afición, porque entonces el culpable sería yo porque no soy capaz de arrancar eso. También me iría si me exigiesen que no contara con los jugadores que debo de contar“.

No voy a dejar tirado al equipo. Sería un acto de cobardía por mi parte, porque si me voy ahora qué es lo que tendría que hacer el equipo, arrastrarse hasta mayo. Se podría traer otro entrenador que seguramente no va a querer venir, meter a alguien de la casa y contar con jugadores de la cantera, con el filial sumido en el pozo de la Segunda B. De ese modo, los profesionales se quedarían tirados cobrando y sin jugar. Eso sería de cobardes y dejar tirado al Zaragoza”, afirmó el preparador andaluz.

“El apoyo de ánimo me lo tengo que buscar con mi trabajo y mi dedicación, con mi fe y mi constancia. Y después si vas por la calle, y las personas te respetan y te dicen que lo sigas dando todo, ya me siento respaldado. Estoy en un equipo que por historia y, aunque no se salvase, cosa que debemos seguir peleando mientras haya posibilidades, se merece el máximo de los respetos”
“Nadie me engañó, ni tampoco me puso una pistola para venir aquí. De hecho no me arrepiento de haber venido por tres motivos principalmente: porque esto me está haciendo crecer como entrenador, porque he conocido a gente muy válida, aunque sumida en la más profunda de las tristezas y porque creo en la honestidad de las personas”.

“A partir de ahí, me podían haber dado más jugadores y yo también exigí todo lo que pude. Creo que lo intentaron, pero que no lo pudieron conseguir. Por eso una de mis frases ha sido somos los que somos y estamos los que hemos querido estar”.

Kevin Lacruz, Joel Valencia y Jorge Ortí, que vienen trabajando habitualmente a sus órdenes, podrían entrar en cualquier momento en su planes. “Quizás haya que buscar soluciones con algunos de esos jugadores del filial que se están entrenando con nosotros, pero lo primero que hay que mirar es que el Real Zaragoza no está mal porque esté el último en Primera División. El Zaragoza está mal institucionalmente en todo los aspectos. Yo veo todos los partidos del filial y ojalá que esa fuera la solución”.

“Se están entrenando con nosotros para poder ayudar al Real Zaragoza y que no haya ninguna duda de que terminarán jugando, pero las categorías están para respetarlas. Si un jugador desciende a Segunda es porque no tiene capacidad para estar en Primera División”.

Sobre Kevin Lacruz el técnico lo ve como el lateral derecho del futuro del primer equipo, pero luego no juega en el B. “Mi mensaje sirve para que Kevin esté identificado con el trabajo que le hago, para que crea en mí y para que se entrene todos los días de una forma competitiva. Después si llega al filial y el entrenador del B (Juan Esnáider) considera que debe jugar otro futbolista porque quieren salvar al equipo es el club el que debe decir algo”.

“Yo no me voy a meter nunca con el trabajo de mi colega (Esnáider), porque bastante tiene con intentar salvar al filial. Pero si sé lo que ha sido mi filosofía de trabajo en un filial. Desde cuando no funciona esto en el Real Zaragoza. Si yo fuera el entrenador del Zaragoza desde junio las bases ya estarían puestas, pero lo que no puedes es llegar y arreglar los problemas que se padecen desde hace muchos años. Es filosofía de club. En el Sevilla B juegan de titulares indiscutibles los que se entrenan con el primer equipo“.

No se puede ser más claro…

Anuncios

Publicado el 29 febrero 2012 en Crónicas, Noticias, Prensa, Real Zaragoza y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: