“Ángel Lafita, el triunfo de mi vecino” por Riverola

 
Lafita. Foto: aragonsport.com / Tino Gil /web RZ
 
Aragón Sport – 02/05/2011 | Actualidad RZ

Artículo de Quique Riverola en Aragón Sport sobre Ángel Lafita:

Se hace fácil el defender a Lafita tras ser el autor de dos de los tres goles marcados por el Real Zaragoza en el inmejorable escaparate del Santiago Bernabéu. Es sencillo alabar ahora a quien durante mucho tiempo ha sido infravalorado y criticado por muchos. A algunos nos resulta excesivamente cómodo el ensalzar a un jugador al que ya elogiamos cuando la realidad no le sonreía y no era tan popular el encumbrar y destacar a quien no destacaba. Es un orgullo el poder disfrutar del triunfo de un profesional de la tierra que como persona supera las virtudes que como jugador posee. El aragonés volvió a sonreír y su felicidad nos hizo esbozar una sonrisa cómplice a quienes le valoramos y estimamos, a quienes sabemos los muchos sufrimientos pasados que mucho le han atormentando desde que volvió a enfundarse la elástica que adora y siente.

Ángel Lafita regresó al conjunto aragonés la pasada campaña para ser tratado como fría mercancía a cambiar en el impersonal mercado turco en el que parece convertirse el mundo del fútbol en las esperadas épocas de traspasos y cesiones.  Es triste afirmar que al profesional pocas veces se le trato como persona y que en muchas ocasiones se dudo de sus capacidades futbolísticas. En muchas ocasiones la indiferencia ha sido el comportamiento habitual hacía quien siente como suyo a un Real Zaragoza al que lleva en el alma y siente en su sangre. Decepciona y entristece el ver como en este club de mucha cartera y de poco corazón se desprecia a todos cuantos siente de verdad, se desprecia el sentimiento y se apoya el interés.  En este hipócrita mundo del balón se acusa al profesional de comportarse cual mercenario en innumerables ocasiones, pero quizás sean los dirigentes de los clubes los que con sus trapicheos conviertan en mercenarios a los jugadores.

Ángel Lafita no es una estrella mediática, no es un crack capaz de ocupar portadas que puedan verse en todo el mundo, pero sí puede presumir con orgullo de ser un gran profesional que podría ser un importante referente siempre y cuando contase con el cariño y el apoyo de quienes mandan, algo que hasta la fecha no ha encontrado en su Real Zaragoza. El aragonés, como ya se ha comentado anteriormente, regresó al equipo de su tierra para ser utilizado  como simple mercancía por quienes sintiendo menos que el jugador controlan un club al que nunca han llegado a sentir de corazón. Mucho se habló del traspaso de Lafita pero poco se dijo a pesar de lo que tanto se comentó en el pasado. Si indiferencia recibió por quienes le ficharon infravalorado se sintió por quien desde el banquillo tenía que explotar sus virtudes, y es que nunca se ha llegado a creer en un jugador que ya demostró en Coruña lo que puede llegar a hacer siempre y cuando se sienta respetado.

Ángel Lafita, guiado por su sentimiento y su profesionalidad, disputó infiltrado varios encuentros la pasada temporada. Sus molestias parecieron morir tras llegar al final la Liga y disfrutar del descanso veraniego, pero regresaron al comienzo de una pretemporada que no pudo exprimir al máximo al verse obligado a cuidar su lesión con reposo.  Ahora, recordado lo comentado, muchos que a lo largo de los últimos tiempos se han mostrado críticos con su fútbol y descontentos con su rendimiento quizás puedan realizar un mejor juicio de valor que el realizado hasta la fecha. De momento, y tras mucho tiempo a la sombra, Ángel brilló sin alas en un escenario en el que pocos invitados se atreven a arrebatar el protagonismo a los dueños del mismo.

El triunfo de Ángel representa la victoria de la humildad, del trabajo, del esfuerzo y del sacrificio. Lafita es uno de esos deportistas humildes que por sus compartimientos y cercanía no parece ser futbolista. No es uno de esos profesionales amantes de los micrófonos ni modelo de los flashes, no es altivo, ni pedante ni distante, ni tampoco un pijo superficial como parecen hacer querer ver algunos que dicen dedicarse al humor mientras traspasan la barrera del respeto. El aragonés es uno más de nuestra ciudad inmortal, el vecino que todos tenemos y con el que cada mañana emprendemos la habitual tertulia fugaz que siempre se genera en el montacargas. Logre lo que logre, haga lo que haga, alcance lo que alcance, marque o no marque…Lafita siempre regresará a su casa para ser de nuevo Ángel, para transitar por su ciudad junto a quienes son como él, sienten como él y aman como él. Bienvenido a casa vecino…

Anuncios

Publicado el 4 mayo 2011 en Crónicas, Noticias, Real Zaragoza y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: