Villarreal:1 Zaragoza:0 Infortunio peligroso

Uche remata. Foto: Superdeporte.com

Un empate hubiese bastado para eludir puesto de descenso con lo que conlleva a nivel anímico de cara a afrontar la siguiente jornada pero ayer estaba visto que la maldición del Madrigal se cobraba una nueva muesca.

El entrenador del Villarreal Garrido había manifestado que el del Zaragoza era el partido más importante de la temporada, arma anímica para un equipo situado holgadamente en puesto de Champions, alejado del tercer puesto y distante del quinto y con una semifinal europea ante el Oporto esta misma semana, lo que nos hacía concebir esperanzas de relajación, rotaciones, etc. en los amarillos y así pudieran los maños sorprender.

Pero no fue asi, los locales lucieron las mejores galas y ante ellos el Zaragoza realizó uno de los mejores partidos fuera de casa de la temporada, volviendo a planteamiento con cinco defensas que fue variando a medida que transcurría el partido y sacrificando a Ander Herrera en la alineación inicial para darle salida posteriormente en la segunda mitad.

Oportunidades claras para ambos equipos desbaratadas con buenas intervenciones de los metas Toni Doblas y  Diego López, todo igualado con mejor juego zaragocista en la segunda parte, pero  la diferencia estribo en que a la ya consabida falta de gol aragonés, manifestada en las claras oportunidades marradas por Uche y Bertolo principalmente, se unió el distinto criterio en las áreas del pitero de turno Turienzo que pasó por alto faltas en el área y en el borde de Marchena (merecería capítulo aparte el sevillano) y en cambio no dudo en penalizar el derribo de Ponzio a Rossi que el italiano transformó en gol con semi-paradinha tolerada incluida.

Planchazo a Ander en el área, derribo a Jarosik en la frontal, derribos a Uche que pudieron sancionarse con penalty pero que el de negro pasó por alto e incluso amonestó al nigeriano expulsándole con una segunda tarjeta que va a ser recurrida hasta la cautelar si es preciso, pues además de injusta supondría la ausencia del delantero en el trascendental partido del lunes ante el Almería. Ángel Lafita reemplazó tras el gol de Rossi a Lanzaro para tratar de buscar el empate.

Estirada de Toni Doblas. Foto: Superdeporte.com

Con la dolorosa derrota, otra más, el equipo vuelve a puesto de descenso igualado a puntos con su predecesor el Málaga (cuánto daño está haciendo áquel humillante 3-5), se mantiene alejado tres puntos del Hércules que cayó ante el Levante y en siete de su próximo rival el Almería, colista al que puede sentenciarse el lunes.

Por arriba flaquea Osasuna, que sólo supera al Zaragoza en dos puntos y debe visitar La Romareda y no pueden descuidarse Racing y Sporting, respirando Real Sociedad y Deportivo. Las cuentas siguen pasando por vencer los tres partidos de casa y ahora alguno más en las salidas, la próxima nada menos que al Bernabéu el sábado 30 de abril a las 18 h. con los merengues en plena vorágine de semifinal de champions con el Barça.

Antes primer match ball a salvar, el Almería el lunes 25 a las 21 h. con entradas a bajos precios para abonados y desempleados.

Anuncios

Publicado el 19 abril 2011 en Crónicas, Noticias, Real Zaragoza y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: